Barcelona Uroloki se impuso por 30 a 21 a Hospitalet Pioners en el marco de la XXXI Liga Catalana de Football Americano, consiguiendo así su sexta corona de campeón de esta competición. Quien presenció el partido, se puede considerar un testigo de lujo de lo que fue una verdadera batalla táctica, física y moral frente a dos viejos rivales que volvían a editar la final del 2003, también ganada por el actual campeón. Un estadio imponente, una organización impecable y un espectáculo digno de una final que, a la postre, se esperaba como lo que fue: un espectáculo para guardar en el recuerdo.Estrategas históricos como Marcos Guirles, Nordi Ben Moussa y Aingeru Duarte, frente a Bart Iacarinno, Willy Grande y todo su staff.

1Q 2Q 3Q 4Q T
Barcelona Uroloki 6 7 0 17 30
L’H Pioners 0 21 0 0 21

El partido empezó con Pioners ganando el sorteo y haciendo el kick off que dejaría la pelota en la yarda 20 para el combinado del Dragon. Dos jugadas y Uroloki, mediante un touchdown de carrera de Rafa Todoli y un extra point fallado dejaría el marcador en 6 – 0, poco tardo en contestar Pioners y mediante un pase y una conversión de extra point, dejaría el luminoso en un provisorio 6 – 7.

En el segundo cuarto, la respuesta de Uroloki no se haría esperar y, mediante la conexión  entre Brandon Smith con el wr Guillem Visent, mas la conversión de su extrapoint, el marcador volveria a estar del lado del local por un 13 – 7. De ahí en mas, el juego aéreo de Pioners, de la mano de su quarterback Victor Martin, empezaría a dar problemas a la secundaria local, para dejar el marcador, mediante dos touchdowns, en 13 – 21.

Ambos equipos acabaron el tercer cuarto con imprecisiones, jugadas espectaculares de las ofensivas, pero sin continuidad ni posibilidad de aumentar el luminoso. El ultimo cuarto empezaba y Uroloki llego a rozar la línea de anotación, pero Pioners, defendió con solidez.

De aquí en mas, la defensa de Uroloki sacaría las garras y, de la mano de su coach Angeru Duarte, mostraria lo que fue algo habitual a lo largo de toda la competición: un bloque férreo e impenetrable. Con presión por parte de la línea de Uroloki, mediante nombres como Edu Cornielle, Sergio Olivas, de un gran Marcos Carmona. Con intercepciones de Cristian Angulo, David Rossinyol y el mvp Rafa Todoli, el equipo de Uroloki dio vuelta el marcador durante la segunda mitad del partido.

Un increíble Rafa Todoli, mediante presión de Marcos Carmona al ataque de Pioners, forzaría una intercepción que este mismo convertiría en touchdown, poniendo el marcador en 19 a 21. En adelante, Uroloki empezaría a hacer funcionar su juego de carrera, y, mediante una carrera de Jonathan “La Bestia” y una jugada de dos puntos de Albert Lopez, el marcador se pondría en 27 a 21.

A falta de 8 minutos por jugar del cuarto periodo, el ataque de Pioners, apurado con el tiempo y con una defensa impecable de Uroloki, forzaría el error que aprovecharía Cristian Angulo para dejar la pelota en la yarda 2. Una serie de errores del local y  aciertos de Pioners, haría retroceder la pelota hasta la yarda 30 y aquí, mediante la conversión de un field goal de un Marcos Carmona pletórico, el marcador subiría a un definitivo 30 a 21 que haría campeón a Barcelona Uroloki por sexta vez en esta competición.

Barcelona Uroloki, conocedor esta temporada de finales de película, de dar vuelta resultados, de conocer la faceta de ir por detrás en el marcador, saco pecho y volvió a lograr un resultado favorable, al igual que en sus últimos dos partidos frente a Argentona Bocs y a Terrassa Reds. Una de las frases mas celebres del mundo del football es que los buenos equipos ganan partidos pero los grandes equipos inspiran a todos. Gracias Pioners, Gracias Uroloki por inspirarnos. Fue una victoria en toda regla para nuestro deporte.

De esta manera, el campeón da por terminada una temporada de ensueño. Un proyecto 2018/ 2019 culminado con una nota excelente y un resultado no menos que soñado, devolviendo asi la gloria a un nombre y unos colores históricos dentro del football americano. La mezcla de viejas figuras con promesas, el regreso de ex jugadores, el refuerzo mediante coaches y staff técnico hacen que esta temporada tenga un sabor mas que dulce y una visión de futuro que nos hace mas que felices.